Volar con una silla de ruedas o muletas

¿Viajas con tu propia silla de ruedas o caminas con muletas? ¡Te ayudamos a que tu viaje transcurra de la mejor forma posible!

Solicitar asistencia en el aeropuerto

¿No tienes tanta movilidad y necesitas ayuda en el aeropuerto? Puedes registrarte para recibir acompañamiento hasta 48 horas antes de la salida de tu vuelo. Puedes hacerlo al efectuar la reserva de tu vuelo, mediante Mi Transavia o a través de nuestro Centro de Atención al Cliente. Allí podrás indicar lo que puedes o no puedes hacer para que nosotros lo podamos tener en cuenta.

Distinguimos 3 formas distintas de inmovilidad:

  1. Puedes caminar cortas distancias y subir las escaleras de forma autónoma;
  2. Puedes caminar cortas distancias pero no puedes subir las escaleras de forma autónoma;
  3. Tienes absoluta inmovilidad y necesitas que te levanten de tu asiento a bordo.
En todos los casos es importante que te presentes en el aeropuerto con 2 horas de antelación a la salida del vuelo.

Volar con muletas

¿Utilizas muletas pero no necesitas asistencia en el aeropuerto y puedes subir solo las escaleras? En tal caso no es necesario que lo indiques con antelación. Puedes llevar tus muletas gratis en la cabina. Deberás colocarlas en el compartimento para equipajes situado encima de tu asiento.

Salida del y llegada al aeropuerto

Al llegar a tu destino, puede ocurrir que no haya ninguna pasarela desde el avión hasta la puerta de embarque. Se utilizará entonces una escalerilla para descender del avión. ¿No puedes subir y bajar escaleras? Comunícanoslo con antelación. Te facilitaremos el embarque y desembarque.

¿Cómo puedo informar de que quiero viajar con una silla de ruedas o un vehículo de movilidad?

Puedes comunicarnos con una antelación mínima de 48 horas a la salida de tu vuelo que viajas con una silla de ruedas o con un vehículo de movilidad. En este tiempo necesitamos organizar el transporte y un posible acompañamiento. Puedes indicarlo al efectuar la reserva de tu vuelo, mediante Mi Transavia o a través de nuestro Centro de atención al cliente.

¿Tu silla de ruedas pesa más de 23 kg y/o mide más de 86 cm de alto? Ponte en contacto con nuestro Centro de Atención al Cliente inmediatamente después de reservar. Podrán comprobar si la silla de ruedas todavía puede ir a bordo.

¿Qué te espera en el aeropuerto?

  • Puedes utilizar tu propia silla de ruedas hasta el mostrador de facturación. Allí será recogida y transportada como equipaje facturable.
  • Si has pedido asistencia de antemano, el personal del aeropuerto se encarga de que tengas el acompañamiento adecuado desde y hacia el aeropuerto.
  • Tú eres responsable de preparar la silla de ruedas para el viaje. Procura llevar desmontadas todas las piezas sueltas de tu silla de ruedas (como el acumulador o la batería) antes de facturar. En el aeropuerto no disponemos de herramientas para desmontar tu silla de ruedas. Consejo: lleva algo con lo que puedas fijar las piezas sueltas de tu silla de ruedas, como por ejemplo bridas.
  • Después del vuelo, el personal del aeropuerto te volverá a acompañar hacia la sala principal de llegadas. Allí podrás recoger tu silla de ruedas en la cinta de equipaje facturado.

¿Cómo se transporta mi silla de ruedas?

Andador
Si viajas con un andador deberás registrarlo como mínimo 48 horas antes. Puedes llevar el andador hasta el avión. Justo antes del embarque se recoge el andador y se transporta en la bodega del avión. A la llegada, el personal del aeropuerto te acompañará hacia las cintas de equipaje. Allí podrás recoger el andador.
Sillas de ruedas sin batería
Tu silla de ruedas será recogida en el mostrador de facturación y transportada en la bodega de carga.
Sillas de ruedas eléctricas (con batería) y vehículo de movilidad
Puedes llevar con nosotros una silla de ruedas o un vehículo de movilidad con batería seca o húmeda. Comunícalo inmediatamente al reservar o a través de Mi Transavia. Tu silla de ruedas o vehículo de movilidad solo puede transportarse en posición vertical si mide 86 cm como máximo. Condiciones de transporte de baterías secas (a prueba de fugas): Eres responsable para la puesta a punto para el transporte de tu silla de ruedas/vehículo de movilidad. Ten presente el tiempo que necesites para ello.
  • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas/vehículo de movilidad
  • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante
  • La batería no necesita embalarse

Si no puedes desacoplar la batería seca debe estar disponible un interruptor principal o masterswitch que estén desconectados o debe estar presente una unidad de control que puedas desacoplar.

Condiciones de transporte de baterías húmedas (que no sean a prueba de fugas):

  • Tu silla de ruedas/vehículo de movilidad y la batería se transportarán en posición vertical (86 cm como máximo)
  • Desmonta y fija bien la batería a la silla de ruedas/vehículo de movilidad
  • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante
  • ¿Tu silla de ruedas/vehículo de movilidad mide más de 86 cm? Debemos transportar de lado la silla de ruedas/vehículo de movilidad. Retira la batería y procura transportarla en un embalaje resistente.
Requisitos para el embalaje de las baterías:
  • El embalaje deberá ser a prueba de fugas y anticorrosivo
  • La batería deberá protegerse contra daños causados por su colocación en la bodega de carga
  • Evita cortocircuitos aislando los polos con cinta aislante
  • La batería deberá fijarse en el embalaje en posición vertical
  • La batería deberá envolverse con suficiente material absorbente para que pueda embeber el contenido completo de la misma
  • En el embalaje ha de figurar la siguiente inscripción: BATTERIES, WET, WITH WHEELCHAIR y llevar la etiqueta de peligro: CORROSIVE así como etiquetas de orientación del paquete

Asiento a bordo

¿No puedes caminar en absoluto y necesitas que te levanten del asiento? En ese caso no puedes reservar un asiento. Nos aseguramos de que tengas el asiento más adecuado a tus necesidades.

Por razones de seguridad, si viajas en silla de ruedas o si tienes movilidad reducida, no podrás ocupar un asiento junto a las salidas de emergencia.

Ten en cuenta: no hay una silla de ruedas a bordo de nuestros aviones. Sigue leyendo sobre asistencia a bordo.